CLICK HERE FOR THOUSANDS OF FREE BLOGGER TEMPLATES »

lunes, 22 de septiembre de 2008

de buenos aires, queda algo?

Cuando se habla de Buenos Aires, literalmente hablando, podemos más bien aludir a una expresión de deseo más que una realidad. Los datos evidencian que la contaminación atmosférica de Buenos Aires es el más serio problema que afronta la ciudad capital de Argentina.
Afortunadamente, los vientos que diariamente soplan desde el río favorecen la dispersión de los contaminantes. Sin embargo, la construcción de torres de edificación en el ambiente costero, disminuye el efecto depurador de los vientos y genera mayor riesgo de contaminación en la zona delimitada por las avenidas Córdoba, Callao y Libertador.

Los niveles de contaminación del aire son muy elevados debido a las partículas en suspensión, en especial del parque automotor, responsable del 81% de la contaminación atmosférica. Mediciones de distintos parámetros en el microcentro marcan valores alarmantes que sobrepasan los valores máximos de 9 ppm de CO fijados por la OMS. En horas de mayor tránsito los valores considerados aceptables se triplican. Se producen anualmente 527.100 tn de CO, de los cuales el 86% se debe a los automóviles nafteros que es, a su vez, el grupo más numeroso. El dióxido de carbono que emana un motor diesel equivale al que exhalan 1.179 personas, por lo cual el transporte público de colectivos que utiliza gasoil es altamente contaminante y es de gran necesidad su reconversión a energías alternativas

jueves, 31 de julio de 2008

calentamiento global

lunes, 30 de junio de 2008

Un mar sin hielo en el polo norte

Los científicos reunidos por la ONU lanzaron la máxima alerta expresada hasta ahora ante las evidencias del cambio climático y sus riesgos. Un mundo con temperaturas más altas, expuesto a las subida del nivel del mar y a olas de calor más frecuentes es parte del dibujo mostrado en el cuarto informe del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). Éste es el resumen del documento.

CALOR Y GRANDES CAMBIOS. La temperatura media del planeta subirá entre 2 y 4,5 grados a final de siglo si se duplican las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera. El valor más probable es una subida de 3 grados, y es muy improbable que sea inferior a 1,5. Valores superiores a los 4,5 grados no pueden ser excluidos. Las temperaturas medias mundiales desde 1990 aumentan a un ritmo de entre 0,15 y 0,3 grados por decenio. Si las emisiones de gases invernadero siguieran en el nivel actual o superior, se ocasionaría "un calentamiento suplementario que induciría numerosos cambios en el sistema climático global a lo largo del siglo XXI", que "serán probablemente más importantes de lo que se ha observado en el siglo XX". ADIÓS A LOS HIELOS. Entre otros efectos, tendrá una disminución de los hielos tanto del Ártico como de la Antártida. El hielo del Ártico puede desaparecer, a finales de verano, en la segunda parte del siglo XXI. La expansión de las aguas oceánicas por efecto del calentamiento y deshielo de Groenlandia aumentará aún más el nivel del mar. La horquilla más probable se sitúa entre los 21 y los 48 centímetros de elevación de las aguas antes de que acabe el siglo, aunque en el peor de los casos podría llegarse a los 59, lo que sería un desastre para muchas zonas costeras. También es muy probable que fenómenos como temperaturas extremas, olas de calor o episodios de fuerte precipitación devengan más frecuentes. Y es verosímil que los ciclones tropicales, así como los tifones y huracanes, sean más intensos, pero no necesariamente más frecuentes.
RESPONSABILIDAD HUMANA. El informe fija la más nítida relación hasta ahora establecida entre las actividades del ser humano y el calentamiento. "La mayor parte del incremento medio global de temperaturas desde la mitad del siglo XX es muy probable que sea debida al aumento observado de los gases de efecto invernadero". "Muy probable" significa un 90% de posibilidades de que sea cierto. Con ello, se marca un gran progreso respecto al tercer informe del IPCC, que sólo fijaba esa relación como "probable" (del 66% al 90% de certeza). Es imposible que el calentamiento pueda explicarse sin los gases invernadero. El calentamiento se da en todos los continentes, excepto en la Antártida. La temperatura en los seis continentes pone en evidencia de forma más clara que nunca la influencia de la actividad humana. NI EN 650.000 AÑOS... El calentamiento se debe a las concentraciones de dióxido de carbono, metano y óxidos nitrosos, que han crecido por encima de los valores del periodo preindustrial. Estos gases proceden de la quema de combustibles fósiles, el cambio en el uso de las tierras y la agricultura. Las concentraciones de CO superan de largo las 2 variaciones naturales durante los últimos 650.000 años (según revelan los sondeos en hielos).

ESCENARIOS FUTUROS. El informe recoge seis posibles escenarios futuros de comportamiento de las temperaturas en función del modelo de desarrollo. Cada escenario tiene una horquilla de temperaturas. Abarcando todos sus extremos, las temperaturas crecerían entre 1,1 y 6,4 grados entre el 2090 y el 2099 (respecto a 1980-1999), mientras que el nivel del mar subiría entre 0,18 y 0,59 cm. Las simulaciones han tenido en cuenta un aumento de las escorrentías del hielo de Groenlandia y de la Antártida. En cualquier caso, "el calentamiento y la elevación del nivel del mar debidos a la actividad humana continuarán durante siglos a causa de las escalas de tiempo asociadas a los procesos climáticos y a las retroalimentaciones, incluso si las concentraciones de los gases de efecto invernadero se estabilizaran". EL CAMBIO ESTÁ YA AQUÍ. El calentamiento es inequívoco. Once de los últimos doce años (desde 1995 al 2006) están entre los doce años más cálidos desde que empezaron los registros (en 1850). La temperatura se elevó el último siglo (de 1906 al 2005) en 0,74 grados. Se supera así el anterior recuento de un siglo (1901-2000), cuando había subido en 0,6 grados. La media del calentamiento en los últimos 50 años es de 0,13 grados por decenio, casi el doble de la registrada en los últimos cien años. La temperatura media del océano hasta los 3.000 metros ha aumentado y el mar ha absorbido más del 80% del calor añadido, o que expande el agua marina. Así, su nivel ha subido a una velocidad de 1,8 milímetros al año desde 1961 al 2003, pero se ha acelerado hasta alcanzar 31 mm el último decenio (1993-2003), es decir, tres milímetros por año en esta fase. La subida total en el siglo XX ha sido estimada por los científicos en 0,17 m. El informe cuantifica las aportaciones de cada fuente de la elevación (dilatación térmica, glaciares, Groenlandia, Antártida...). Los glaciares de montaña y las nieves perpetuas han declinado en los dos hemisferios y, junto con la reducción de los glaciares y las capas de hielo en la Antártida y Groenlandia, han contribuido a la subida del nivel del mar. Las temperaturas en el Ártico han crecido el doble de rápido que la media mundial los últimos cien años. El hielo retrocede - desde 1978- a una media de un 7,4% por decenio en verano. La superficie máxima de la expansión estacional de las tierras heladas (permafrost) ha decrecido un 7% en el hemisferio norte desde 1900, con un descenso en primavera del 15%. Las sequías se han hecho más severas desde 1970, y se evidencia un aumento de la actividad de los ciclones tropicales intensos en el Atlántico norte desde 1970.


Publicado en: lavanguardia.es

30/06/2008

jueves, 19 de junio de 2008

Que Hacer Ante Los Desastres Naturales

Los desastres naturales pueden acontecer en cualquier momento y en cualquier región de la tierra, aunque hay zonas específicas más propicias para su manifestación según su geografía y exposición a determinado tipo de fenómenos.
Asi, por ejemplo, los epicentros de terremotos y sismos provienen de regiones montañosas o de cordilleras, así como las erupciones volcánicas, los tsunamis o maremotos, aluds o avalanchas.
Los tornados, en tanto, son propios de de zonas de clima tropical como es el caso del caribe. Paises como EEUU, México y centroamérica están más expuestos a ellos. Aunque los efectos del cambio climático sobre la tierra pueden hacer variar el modo de la producción de los mismos.
Las inundaciones afectan zonas próximas a ríos o mares y se generan por abundantes precipitaciones. Afectan a las zonas más deprimidas o bajas, por lo cual, ante copiosas lluvias deben tomarse los recaudos necesarios si se está en un lugar desfavorable para una posible evacuación.
Es importante destacar que los desastres naturales están ocurriendo con mayor frecuencia en todo el planeta. Por ello es importante, aunque nunca nos tome desprevenidos una catástrofe, tener preparado un plan de emergencia para actuar con solidez ante un fenómeno natural no previsto.
El contar con un plan de emergencia propicia mayor claridad y certeza de lo que debe hacerse y no ante distintas circunstancias, a la vez que reduce el pánico y el miedo, la ansiedad, el stress. Estos últimos pueden terminar con la vida de una persona ante tales situaciones. El miedo puede inmovilizar nuestras acciones o puede combinarse con ansiedad y empujarnos a huir de un modo frenético sin evaluar un claro rumbo de acción y poniendo gravemente en riesgo nuestra vida y la de nuestra familia.
Si estamos familiarizados con el procedimiento adecuado correremos menor riesgo de equivocarnos ante una situación catastrófica o de emergencia. El conocimiento cabal de como enfrentar un determinado fenómeno sumado al dominio propio resultan entonces indispensables.
Por citar algunos ejemplos, si nos enfrentamos a un terremoto, buscaremos salir a un lugar espacioso sin árboles u cosas cerca que puedan caersenos encima. Caso contrario, es conveniente situarnos debajo del dintel de las puertas de la casa. En caso de huracán, buscaremos refugio y sujetar objetos o cosas que pueden verse dañados, etc.
Por cierto, el daño causado por el fenómeno en cuestión guardará relación directa con el nivel de organización, preparación y prevención que usted haya adoptado. Esto nos obliga a hablar de un plan dotado de una ESTRATEGIA, TACTICAS Y LOGISTICA determinadas.
Por estrategia entendemos un conjunto de pautas, acciones y patrones que juntos configuran un camino o rumbo hacia el cumplimiento de un objetivo o meta. La táctica refiere a una determinada acción específica que se cirscunscribe en un plan mayor que es la estrategia. Y por logística, entendemos todos aquellos equipos, suministros, insumos y materiales necesarios para llevar a cabo el plan.
A la hora de diseñar nuestro plan estratégico de emergencia debemos tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
1- Estar informado sobre cuáles son los posibles desastres naturales que puedan ocurrir en su estado, provincia o país de residencia. En esta tarea puede servirse de internet, servicio meteorológico local, entre otros.
2- Reconocer las señales de alerta y de peligro y a familiarizarse con los procedimientos locales según el caso.
3- Además ya podrá comenzar a preparar un equipo de suministros o kit de emergencia. Primeros auxilios, comida enlatada, almacenamiento de combustible, etc.
4- Delimitar rutas de escape. Para ello puede esbozar un croquis de su vivienda con salidas de emergencia. Asimismo es importante definir las areas vulnerables del hogar y analizar si existe modo de reforzarlas. Asimismo, es conveniente fijar un punto de reunión de los integrantes de su familia dependiendo del fenomeno que se trate.

jueves, 22 de mayo de 2008

La fiebre del oro verde

La exportación de soja representa una significativa fuente de ingresos para el campo hoy, al menos en paises agricola-ganaderos, como Argentina. Sin embargo, el cultivo de soja y los efectos que promete para la economia regional y/o mundial parecen no ser tan positivos.
Según argumenta greenpeace, los países europeos están aumentando la demanda de biodiesel para comenzar a reemplazar los combustibles fósiles que utilizan sus vehículos. Como su demanda excede su capacidad de producción, los bosques latinoamericanos serán los que necesitarán destruir para aumentar las plantaciones que son materia prima de su biodiesel.
En esta posición adhieren algunos paises de latinoamerica y el caribe. Es verdad que el biodiesel o los biocombustibles reducen las emanaciones masivas de dióxido de carbono y ayudan a disminuir o atenuar el efecto invernadero, pero una demanda sobredimensionada de los mismos podría causar serios daños a bosques, reservas naturales y aún problemas alimentarios a escala mundial.
Para sustituir la energía que hoy generan los combustibles fósiles por biocombustibles se requieren amplias extensiones territoriales, lo cual supone entre otras cosas, la tala de bosques, la amenaza a la biodiversidad y al ecosistema, reducir la superficie destinada a la producción de alimentos y, paradojicamente, acentuar el problema del cambio climatico.
Como ejemplo, puedo citar lo que pasó en la provincia de Salta, donde grandes extensiones de bosques desaparecieron y en su lugar se sembró soja. Cual fue el resultado? Una población arrasada por fuertes inundaciones y fuertes vientos que azotan el lugar por no tener como "pared" de contención a los arboles.
Se plantea entonces una ecuación de energía vs. alimentos. De hecho, en las provincias más ricas de Argentina, como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires se redujo notablemente la producción ganadera, dado que a los productores le es más rentable y menos complicado sembrar soja.

miércoles, 21 de mayo de 2008

La ecología es incompatible con el poder político?

Hoy vivimos en la era de la globalización o de la llamada sociedad de la información donde todo se sabe y por todos. Pero el hecho de estar bien informados no significa que tengamos una clara interpretación del contexto en que suceden las cosas.
Por qué hago esta reflexión?. El pasado martes 20 de Mayo de 2008, renunció la ministro brasilera de Ambiente, Marina Silva, ferrea defensora de la selva amazonas, culminando un período de 6 años luchando contra los intereses que pretenden deforestarla.
La lectura de este hecho pasa como un simple titular en todos los diarios y medios pero reviste una importancia singular para quienes defendemos la ecología, el medio ambiente e intentamos prevenir los efectos devastadores del calentamiento global y cambio climático.
En realidad, este hecho se corresponde, hace unos años, con la renuncia de Al Gore, ex-vice presidente de los EEUU a ser candidato político. El congreso de aquel pais nunca presto oidos a sus planteos sobre el cambio climático y sus efectos, y pese a la contundencia científica de los estudios realizados, los cuales alertaban sobre lamentables consecuencias en caso de no aplicar una política urgente de solución del problema, nunca se hizo eco del mismo ni manifestó interés en el tratamiento del fenómeno.
Lamentablemente los mismos intereses que hoy defienden el parlamento norteamericano son los que desoyeron a Al Gore y ahora propiciaron la renuncia de Silva en Brasil. Entonces retomo la pregunta que hace al titulo de este artículo: "La ecologia es incompatible con el poder político?".
Todo parece indicar que si. Y no me animaría a decir que no sólo se refiere a una incompatibilidad con el poder político, sino sobre todo con el económico.
Existen multinacionales que lucran ganando cifras astronómicas sin parecer importarles la vida en el planeta. A ellas no les preocupa la desforestación de bosques y selvas, la contaminación, la desertificación y el hambre en el mundo, sólo parecen perseguir su propio beneficio, aunque el mal engendrado será pan para todos. Entonces, el poder político es complice de ellas o parece demasiado débil para contrarrestar su acción devastadora y toma en muchos casos un perfil conformista.
Un ejemplo de ésto es Brasil, con el alejamiento de Silva: "La oficina presidencial aún no se ha pronunciado al respecto de la renuncia". Claro! que se podía esperar, que la apoyaran?. Imposible! Silva era considerada una defensora tenaz del Amazonas que desafiaba a los que deseaban construir y estableció duras condiciones para otorgar permisos de tala y licencias ambientales.
Finalmente cabe preguntarse, ahora que nos esperar? Una politica condescendiente con los intereses económicos de la devastación?. Seguro que si. Esta noticia no incumbe al Brasil solamente, ya que el Amazonas es el pulmón del mundo. Actualmente se esta deforestando en brasil el equivalente en metros a un estadio de fútbol por día y hasta la actualidad ya se encuentra deforestada una superficie similar al tamaño de la república de Francia. Saquen sus propias conclusiones.

domingo, 18 de mayo de 2008

Cambio Climático ¿Podemos evitarlo?

El cambio climático podemos y debemos evitarlo ya que tenemos el conocimiento y la tecnología para reducir la emisión de gases y el efecto invernadero. Los expertos no paran de presentar propuestas que aplicándolas podrían evitar el cambio climático.
"Tenemos el conocimiento y la tecnología para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", dijo a BBC Ciencia el doctor Omar Masera, uno de los autores del informe del IPCC."Pero tenemos que empezar a implementarlos ya para combatir el cambio climático", agrega. Según los expertos, esos gases se pueden reducir hasta en 26.000 millones de toneladas para 2030."Eso dicen, es más que suficiente para limitar el aumento en las temperaturas que se esperan en el planeta de 2º a 3º centígrados".
Costo de las medidas para evitar el cambio climático
Esta es la tercera parte del informe del IPCC, el grupo de expertos internacionales que analiza el impacto del cambio climático en el planeta.Los dos informes previos se centraron en las bases científicas del calentamiento global y sus probables impactos en el mundo.
El tercer informe se concentra en las medidas que se pueden tomar para salvar a la Tierra de los efectos más catastróficos del aumento de las temperaturas.Si las temperaturas aumentan a 4º C habrá efectos catastróficos en el planeta. Como ya lo dijeron anteriormente los autores, se cree que las principales responsables de este aumento son las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y otros gases contaminantes en la atmósfera.
"Los esfuerzos que hagamos para mitigar estas emisiones en las próximas dos o tres décadas -dice Omar Masera- determinarán el aumento de la temperatura global a largo plazo".Pero, agrega, "sólo lo lograremos si los países están preparados a pagar los costos adiciones para transformar todo, desde las redes de abastecimiento de energía, hasta agricultura y desechos".Según el IPCC el costo de estabilizar los gases contaminantes a los niveles que consideran máximos para evitar un cambio climático catastrófico, costarán a la economía global miles de millones de dólares.
Planes para detener el aumento de la temperatura
El informe propone una serie de planes -algunos controvertidos- como aumentar la energía nuclear, los biocombustibles genéticamente modificados y la captura y almacenamiento de CO2. "Sabemos que distintas tecnologías pueden aplicarse a distintas regiones, pero la clave es la eficiencia energética".
"Y sabemos también que todavía debemos solucionar varios problemas relacionados a tecnologías como la energía nuclear", dice Omar Masera.
Los autores creen que una solución podría ser la combinación de prácticas existentes, como la eficiencia energética y la energía renovable de parques eólicos y marinos, con ideas más "futuristas" como autos impulsados por hidrógeno y edificios "inteligentes" que puedan controlar el uso de energía.
Pero una de las soluciones que podrían ser la más costo-efectiva será proteger a los bosques del mundo.La tierra, los árboles y la vegetación son una fuente importante de almacenamiento de carbono. "Necesitamos mejorar la administración de tierras y bosques ya que es una de las formas más fáciles y baratas de reducir emisiones", dice Omar Masera."El 65% de la reducción potencial de carbono podría llevarse a cabo en los bosques tropicales".
La mejor forma de lograrlo, afirman los expertos, es una combinación de la reforestación, evitar la deforestación y promover la agrosilvicultura -el cultivo simultáneo de árboles y cosechas alimentarias-.
Pero las mayores reducciones de gases contaminantes se lograrán en la industria, dice el IPCC. Los expertos sugieren nuevos controles sobre contaminantes industriales como el metano, el óxido nitroso y los hidrofluorocarbonos (HFC) y perfluorocarbonos (PFC), todos potentes gases de invernadero.Las industrias altamente contaminantes podrían lograr muchos ahorros a largo plazo si invierten en nuevas tecnologías que eviten el carbono, afirma el documento.
Estrategias que podrían evitar el cambio climático
Los expertos calculan que si las emisiones se estabilizan a 450 ppm (algo poco probable) se podría limitar el aumento de la temperatura a 2ºC sobre las temperaturas preindustriales. El aumento en las temperaturas provocará más inundaciones.Para lograr el rango de 450 - 550 ppm se necesitará un 3% del producto interno bruto (PIB) a nivel mundial en las próximas dos décadas, dice el informe.Actualmente las emisiones se calculan en 430 ppm.
Pero el punto que ha causado el mayor "tira y afloja" son las estrategias que deben adoptar los gobiernos para reducir las emisiones contaminantes.El informe deja en claro que para lograrlo tanto los países desarrollados, incluido Estados Unidos, como las naciones en desarrollo, en particular India y China, deben jugar papeles importantes.
"Los países industrializados deben tener un papel preponderante -afirma Masera-"."Pero cada vez es más importante que los países en desarrollo participen en estas estrategias de mitigación".
Los expertos creen que los acuerdos voluntarios no son efectivos y también pone en duda el éxito de tratados como los de Kioto basados en metas e intercambio de emisiones. El mejor enfoque, afirma el IPCC, es vincular el desarrollo a la inversión en tecnologías limpias.
Autor: Desconocido

Calentamiento Global